EitFood
Cultivo de insectos | Cómo ayudan los insectos a reducir el desperdicio de alimentos

Cultivo de insectos | Cómo ayudan los insectos a reducir el desperdicio de alimentos

Es posible que recientemente hayas escuchado que la población de especies de insectos ha disminuido un 40%. Quizá este hecho te hace darte cuenta de la importancia de los insectos en nuestro planeta, desde la polinización hasta el mantenimiento de la salud del suelo. Pero, ¿sabías que los insectos pueden desempeñar un papel importante para la alimentación sostenible y la agricultura?

Se ha hablado mucho sobre cómo los insectos comestibles son una fuente alternativa proteica excelente, pero los insectos también ayudan a reciclar los desechos agrícolas, reduciendo así el desperdicio de alimentos. Y de hecho, hay algunos productores que ahora están expandiendo sus propias granjas de insectos.

Entrevistamos a Miha Pipan para profundizar en la sostenibilidad de los insectos comestibles, cómo funcionan las granjas de insectos y otras tecnologías relacionadas. Miha es el cofundador y director científico de BetterOrigin, una empresa emergente que aborda el desperdicio de alimentos a través de la conversión de biomasa de insectos. Esto es lo que tiene que decir:

 

Jane: Muchas gracias por acompañarnos, Miha. ¿Qué nos puedes contar acerca de tu trabajo?

Miha: ¡Hola Jane! Gracias a FoodUnfolded por darme esta oportunidad. ¿Por dónde empiezo? Me imagino que os preguntaréis cómo he terminado en el mundo de los gusanos. Por serendipia.

Estaba estudiando en la Universidad de Cambridge cuando, junto con mis compañeros de estudios, formamos BetterOrigin. BetterOrigin se creó para abordar el desperdicio de alimentos a través de la conversión de biomasa de insectos.

Jane: Espera... ¿Qué es la conversión de biomasa de insectos? ¿Y cómo ayuda al desperdicio de alimentos?

Miha: La conversión de biomasa de insectos, o cultivo de insectos, en resumen, es cuando los insectos convierten los desechos orgánicos (como los granos usados en la elaboración de cerveza o las frutas y verduras caducadas en las instalaciones de envasado) en productos altamente nutritivos, como proteínas y otros nutrientes.

Incluso podemos mitigar las emisiones de gases con efecto invernadero de desechos orgánicos al alimentar a los insectos con los propios desechos. Si comparamos las emisiones por el desperdicio de alimentos con un país, ¡sería el tercero con mayor emisiones después de EE. UU. y China!

Jane: ¡Vaya! Me surgen muchas preguntas. Pero primero, ¿cuál es tu función en BetterOrigin?

Miha: En los últimos 3 años, junto con mis cofundadores Matt y Fotis y nuestro creciente equipo, hemos estado trabajando para desarrollar nuevas tecnologías que ayuden a llevar a los insectos a la vanguardia de los alimentos y piensos sostenibles del futuro.

Personalmente me encargo de la estrategia científica y de investigación. Paso mucho tiempo trabajando con insectos, especialmente con larvas de mosca soldado negra.

Jane: ¿Qué papel tienen actualmente los insectos en la producción de alimentos?

Miha: Cuando hablamos del papel de los insectos en los alimentos, podemos decir que son absolutamente esenciales. La gran mayoría de nuestra producción de alimentos depende de la polinización de insectos. Sin mencionar su papel en el reciclaje de biomasa y los beneficios en la salud del suelo.

Es especialmente desalentador ver los informes recientes sobre la disminución de la población mundial de insectos, cuando uno sabe que son criaturas esenciales para la producción mundial de alimentos.

Pero la conversión de biomasa de insectos puede empoderar a las comunidades de todo el mundo convirtiendo los desechos orgánicos locales en recursos útiles que se devolverán al sistema de producción de alimentos. La tecnología de cultivo de insectos es sencilla y no requiere de muchos insumos, por lo que se puede aplicar tanto en países con pocos o muchos recursos, lo que puede significar un gran impacto global.

 

Jane: Entonces, ¿qué nos puedes decir sobre los insectos como alimento?

Miha: Bueno, son maravillosos desde el punto de vista científico. Son muy eficientes transformando lo que comen en su propia biomasa, lo que los convierte en auténticos recicladores de alimentos y otros desechos.

Se las arreglan para lograr esta conversión muy rápidamente, en especial las larvas de moscas soldado negro. Un par de gramos de huevos de mosca soldado negro producen kilos de gusanos en tan solo dos semanas. ¡Es asombroso! Aquí hay un potencial real para convertir los millones de toneladas de desechos agrícolas producidos a nivel mundial cada año, en toneladas de alimentos y piensos altamente nutritivos.

Jane: Por supuesto, hay un estigma en contra de comer insectos en algunas culturas. ¿A qué crees que se debe? ¿Crees que alguna vez podremos superar ese estigma?

Miha: El estigma es la razón clave por la cual BetterOrigin (y muchos otros productores e industrias tecnológicas en este sector) se centra en la alimentación animal, en lugar de la alimentación humana. Todavía es posible cambiarlo, pero actualmente, la industria aún requiere adaptarse a mejoras tecnológicas y de escalabilidad.

Dicho esto, creo que el estigma se puede superar. Mira el sushi en los países occidentales, por ejemplo. El pescado crudo era algo impensable, mientras que ahora, la gente paga fortunas por un sushi de buena calidad. La conclusión es que el sushi puede ser delicioso. Entonces, una vez que una persona lo prueba y termina gustándole, el estigma del pescado crudo desaparece.

Creo que el mismo enfoque debería y puede adoptarse con los insectos en los países occidentales. Primero, depende de nosotros (la industria) desarrollar productos de insectos sabrosos que puedan usarse en todas las cocinas, independientemente del fervor por la sostenibilidad. La mejor manera de hacer esto es crear un producto único sabroso y saludable (pero en cuanto al sabor... ¡aún nos queda un largo camino para desarrollar alimentos con insectos que sean deliciosos!).

Jane: ¿Qué insectos has probado? ¿Y cuál crees que sabía mejor?

Miha: Pruebo tantos como puedo (¡jaja!). Los grillos son mis favoritos, aunque también son los que requieren más recursos cuando se trata de la cría de insectos. Los gusanos de la harina también saben bastante bien. En cuanto a las larvas de la mosca soldado negra... su contenido en grasa hace que tengan un gusto especial, pero también pueden llegar a tener un sabor parecido al pollo.

Como sabor natural, los grillos y las langostas ofrecen el espectro de sabores más amplio. Es bastante fácil marinarlos, por ejemplo: se pueden dejar durante un par de días con hierbas antes de cocinarlos. No es muy diferente de las técnicas utilizadas para cocinar caracoles. Pero como ocurre con la mayoría de las cosas, los alimentos con insectos que se venden en el mercado se tuestan, por lo que generalmente tienen un sabor más parecido al umami; de hecho, la mayoría de la gente diría que saben a pollo.

 

Jane: ¿Hay algún insecto que no te guste?

Miha: Según mi experiencia, lo importante al comer insectos es estar preparado para la quitina, que es el caparazón del insecto. Es algo a lo que no estamos acostumbrados y, por lo tanto, la mayoría de los productos con insectos que se venden actualmente en las tiendas son polvos finamente molidos o productos en los que se ha eliminado la quitina.

Pero también se puede cambiar el sabor de un insecto. Gracias a las tecnologías del procesamiento de alimentos, como la tecnología de fermentación de insectos de BetterOrigin, se pueden explorar nuevas oportunidades para desarrollar y transformar el aroma y el sabor innatos de los insectos en algo que sea mucho más apetecible, tal vez incluso delicioso, para las personas que nunca habrían pensado comer insectos.

Jane: Pero, ¿no están sucios los insectos? ¿Cómo “se lavan"? ¿Pueden transmitir alguna enfermedad?

Miha: Yo no diría que los insectos son más sucios que el ganado que criamos actualmente. La mayoría de los productos hechos a base de insectos, para alimentos o piensos disponibles en la actualidad, pasan por una cadena de procesado donde se lavan, se pasteurizan o incluso se esterilizan, antes de secarse. Todos estos pasos eliminan los riesgos de enfermedad.

Además, todos los productos de insectos disponibles 'listos para usar' ya se someten a estrictos controles de salud y seguridad, y tienen que cumplir con los estándares actuales, por lo que no hay razón para preocuparse más de los productos derivados de insectos que de cualquier otro producto.

 

Jane: ¿Cómo se aseguran los granjeros de insectos de que sus insectos son seguros para comer?

Miha: Los agricultores alimentan a los insectos con desechos más limpios que aquellos en los que teóricamente pueden crecer. Esta es una buena estrategia para reducir los riesgos microbiológicos y químicos inherentes. En Europa, los criadores de insectos actualmente solo pueden cultivar insectos utilizando existencias de "bajo riesgo" (no muy lejos de las utilizadas en la cría de otros animales).

En todo caso, debido a que la cría de insectos es un proceso todavía muy nuevo, los productores tienen que hacer un esfuerzo adicional para demostrar que sus productos son seguros para el consumo. El control de calidad en este sector es, quizás, mayor que en muchos productos alimenticios tradicionales.

Queda mucho por hacer y, por supuesto, a medida que el sector crezca, también lo hará nuestro conocimiento sobre este tema.

Jane: ¿Estamos incorporando ya insectos a algunos productos alimenticios? Sé que algunos productores de alimentos en Estados Unidos usan escarabajos cochinilla como tinte rojo, pero ¿son comunes los ingredientes a base de insectos?

Miha: El cultivo de insectos a gran escala (particularmente en Occidente) es tan nuevo que todavía no existe una generalización de ingredientes con insectos. Por supuesto, podemos consumir insectos por accidente en nuestras ensaladas, pero diría que nuestro consumo es bastante bajo.

 

Jane: ¿En qué forma puedes encontrar los insectos? Sé que hay grillos enteros que se pueden comer, o harina de grillos, pero ¿en qué otros productos pueden convertirse?

Miha: Los productos similares a la harina elaborados con insectos parecen ser la clave en el mercado a partir de ahora. Esto tiene sentido, ya que la harina se puede integrar fácilmente en los alimentos básicos, como panes, galletas, pastas, tortillas y pasteles.

Los extractos de proteínas de insectos también son populares, a menudo se usan en batidos y barras de proteínas para los amantes del gimnasio preocupados por la sostenibilidad. Además, los insectos se muelen, con lo que se elimina el sabor desagradable de la quitina en la boca (que personalmente creo que es bastante importante).

Pero, por supuesto, también se pueden comprar insectos enteros (secos o enlatados), congelados o incluso frescos (si estamos cerca de los proveedores).

Jane: ¿Qué insectos tienen la mayor cantidad de proteína?

Miha: Esta es una pregunta muy interesante. Para empezar, existe una tendencia en los productos elaborados con insectos a sobreestimar la cantidad de proteína cruda. Esto se debe a que el caparazón de los insectos (quitina) interfiere con los métodos estándar de medición de proteínas y tiende a aumentar el contenido de las mismas hasta en un 25%, dependiendo de la especie.

Por consiguiente, cuando se trata de insectos de granja convencionales, los grillos y las langostas tienen el mayor contenido de proteínas. He visto productos con hasta un 70% de proteína en forma de polvo seco.

Pero también es posible convertir los insectos con menor contenido de proteínas (como las larvas de la mosca soldado negra) en concentrados y aislados de alto contenido en proteínas, aplicando los pasos de procesamiento correctos. Esto es algo que hemos estado perfeccionando en BetterOrigin.

Jane: ¿Qué otras cualidades nutricionales proporcionan los insectos comestibles?

Miha: Son ricos en aminoácidos esenciales, que pueden ser escasos en los alimentos de origen vegetal. También descubrimos que tienen un alto contenido en minerales como el hierro, incluso más de lo que uno encontraría en la carne convencional.

Hasta los elementos menos deseables de un insecto (como sus caparazones que están hechos de quitina) tienen aplicaciones funcionales en la nutrición humana y animal. De hecho, la quitina y sus derivados tienen propiedades aglutinantes de grasas...

 

Jane: Se habla mucho sobre cómo los insectos comestibles pueden ser una proteína alternativa sostenible, pero ¿en qué otros aspectos de la sostenibilidad pueden ayudar los insectos?

Miha: Los insectos tienen un inmenso potencial para ayudar a la humanidad a luchar contra el  cambio climático y además contribuyen en la recuperación de la producción de alimentos. Los insectos pueden alimentarse de desechos en descomposición (que es una de las principales causas de las emisiones de metano en todo el mundo) y necesitan menos agua para generar un kilo de proteína. Podría extenderme con este tema durante horas...

Incluso podríamos comenzar a usar insectos para convertir otros tipos de desechos, por ejemplo, desechos plásticos. Hubo un par de artículos de investigación que muestran la capacidad de los gusanos de cera para comer bolsas de plástico (que son poco reciclables y de manera natural tardan eones en autodegradarse). Luego están los abonos de animales y las aguas residuales: por supuesto que esto no sería para fines de producción de alimentos, pero teniendo en cuenta que el crecimiento de las ciudades y poblaciones cada vez es más concentrado, los insectos pueden ayudar a eliminar los desechos y mantener un medio ambiente y un suministro de agua más limpios.

Jane: ¡Eso es genial! ¡Parece que tendremos que tener otra entrevista sobre insectos y desechos plásticos! Pero, para terminar, ¿hay algo más que te gustaría añadir?

Miha: ¡Incluso podríamos terminar construyendo fábricas de insectos para la producción de medicamentos! Sabemos que muchas especies de insectos pueden producir compuestos antimicrobianos de forma natural. Dados los problemas crecientes en la resistencia a los antimicrobianos, es posible que estos insectos sean cada vez más importantes en el futuro.

A medida que la tecnología de conversión de biomasa de insectos crece y evoluciona, quién sabe lo que nos puede deparar el futuro: solo estamos cultivando una pequeña fracción de especies de insectos (como la mosca soldado negra, gusanos de la harina, grillos, gusano búfalo, gusano de seda), cuando la diversidad de insectos es realmente asombrosa (¡el 80% de todos los organismos vivos conocidos descritos hasta la fecha son insectos!).

Este es un área para seguir investigando.

 

¡Muchas gracias a Miha por hablar con nosotros sobre el cultivo de insectos!

¿Y tú? ¿Qué opinas de los alimentos hechos a base de insectos? ¿Alguna vez probarías un insecto? ¡Cuéntanos tu opinión en los comentarios!