EitFood
Mayo 20, 2021 Aran Shaunak Por Aran Shaunak Mis artículos

El confinamiento durante el coronavirus desafía a los agricultores y distribuidores de alimentos

Durante la actual crisis del coronavirus, los gobiernos de Europa Occidental han querido enfatizar que los países no se quedarán sin comida. Pero eso no significa que nuestros agricultores no estén ya enfrentándose a desafíos para llevar sus productos de temporada de los campos a nuestros tenedores.

“El mayor problema para nosotros en este momento es la escasez de mano de obra”, explicó Toby  Finnis, un agricultor de Essex, en las afueras de Londres, Inglaterra. “Aquí en el Reino Unido dependemos de los temporeros, principalmente de Europa del Este, que viajan al Reino Unido para recoger frutas  y verduras”.

En un esfuerzo por detener la propagación del coronavirus por el continente, la UE ha cerrado sus fronteras exteriores. Los productos aún pueden llegar hasta el espacio Schengen, pero las personas no, y esto ya está teniendo un impacto en los agricultores del continente.

"Ya hemos perdido nuestros contratos para algunos cultivos porque no podemos encontrar a gente para recogerlos", añadió Toby. "Ya sea porque las personas no pueden o no quieren viajar aquí, nos hemos encontrado con que la mano de obra de temporeros de la que solemos depender, no es una opción en este momento".

La organización benéfica de trabajadores agrícolas, Concordia, advirtió la semana pasada que el Reino Unido podría perder un tercio de su cosecha de este verano debido a la escasez de mano de obra.1 No solo el Reino Unido está enfrentándose a estos problemas, los agricultores de Europa occidental - incluidos los de España, Alemania e Italia - que por lo general dependen de temporeros para recolectar sus cosechas. Este año puede que tengan que buscar otros medios.

EL PROBLEMA DE LA COSECHA: RECOGIDA A MANO

En esta era moderna de tecnología, ¿por qué las granjas siguen dependiendo tanto de tener muchos pares de manos? La mecanización de la agricultura moderna ha hecho que las granjas sean mucho más eficientes; los tractores aran los campos en lugar de los bueyes, las sembradoras permiten plantar de forma rápida y precisa las semillas en grandes áreas, y los rociadores ayudan a los agricultores a tratar y mantener sus cultivos. Pero hay una época del año en la que las máquinas no pueden hacerlo todo - la cosecha.

“Usamos máquinas para cosechar algunos cultivos, pero muchas frutas y verduras frescas de alto valor todavía necesitan ser cogidas a mano”, explica Toby. “En Reino Unido estamos hablando de cultivos como cebolletas, fresas o espárragos. Simplemente son demasiado frágiles para realizar la cosecha con máquinas a gran escala como las cosechadoras, que harían pedazos toda la cosecha.”

En ausencia de tecnología adecuada, la mayoría de las granjas todavía dependen de los seres humanos para recolectar frutas y verduras blandas a mano. Esas manos suelen pertenecer a trabajadores temporeros de Europa del Este o África del Norte, y el número de trabajadores que acude a Europa para recoger la cosecha cada primavera y verano es abrumador: el Reino Unido necesita alrededor de 70.000 temporeros cada año, 2 mientras que Alemania da la bienvenida a casi 300.000.3

"Sin gente que recoja estos cultivos, simplemente no veo la forma de cosecharlos", añade Toby. “Si no lo hacemos, se pudrirán en los campos y los volveremos a arar en el suelo. Me preocupa que vayamos a ver como se desperdicia una gran cantidad de comida ".

Una solución podría ser que los ciudadanos locales que se encuentran sin trabajo se vayan al campo. Granjas en el Reino Unido, Italia, Francia y Alemania han hecho un llamamiento a los estudiantes, los demandantes de empleo y los desempleados  por el coronavirus  para que ocupen puestos remunerados recogiendo y envasando frutas y verduras. Hasta ahora la respuesta ha sido alentadora, pero cubrir un número tan elevado de puestos no será fácil.

¿PUEDE AYUDAR LA COSECHA MECANIZADA?

Afortunadamente, no toda la comida que cosechamos se coge a mano. "La mayoría de los cultivos básicos los cosechamos ahora con máquinas". explica Toby. "Ahora hay trigo en los campos y estamos plantando productos como patatas, guisantes y cebada en este momento,  y todas estas plantaciones se pueden cosechar mecánicamente". Con cultivos resistentes como estos que se pueden recolectar con máquinas, un par de agricultores con el equipo adecuado pueden cosechar un campo completo por sí mismos en solo unos días.

Es la cosecha mecanizada de cereales y otros cultivos básicos lo que hace que Toby confíe en que las granjas pueden mantener a la nación alimentada durante la crisis actual. "No creo que veamos una escasez de alimentos", dice. "Este virus podría reducir las opciones que tienen los compradores en los supermercados, pero no significa que la gente no pueda poner comida en la mesa".

SIN REPUESTOS, LAS MÁQUINAS SE ROMPEN

Sin embargo, hay una cosa que preocupa a Toby. “La escasez de mano de obra no es el único desafío, también nos enfrentamos a una escasez de equipos. En este momento nos resulta difícil conseguir materiales de construcción básicos como postes para cercas y hormigón, pero la verdadera preocupación es el suministro de repuestos."

Debido al coronavirus, muchas de las empresas en Europa que fabrican equipos agrícolas y repuestos están cerradas o funcionan más lento de lo normal.4 Por el momento, las granjas aún pueden conseguir las piezas que necesitan para reparar el equipo que se rompe - pero ¿qué sucede si se agotan las existencias?

"Cuanto más dure este cierre, más nos acercamos al punto en el que no podemos obtener lo que necesitamos para reparar nuestro equipo", dice Toby. “Si resulta difícil conseguir piezas de repuesto, la agricultura mecanizada moderna comenzaría a desmoronarse. Ahí es cuando comenzaría a preocuparme, pero es muy poco probable que esto suceda ".

LOS AGRICULTORES ESTÁN ASUMIENDO EL DESAFÍO

Al igual que los médicos, maestros y otros trabajadores esenciales, los agricultores tienen un papel fundamental que desempeñar para ayudarnos a capear la tormenta - y están asumiendo el desafío. “Los tiempos son difíciles”, admite Toby, “pero los agricultores sabemos que es nuestra responsabilidad colectiva mantener alimentada a la gente. No se preocupe - haremos todo lo posible para adaptarnos durante el coronavirus para asegurarnos de que las familias puedan poner comida en la mesa."

Mayo 20, 2021 Aran Shaunak Por Aran Shaunak Mis artículos