EitFood EU

Financiado por la Unión Europea

El activismo de los accionistas: ¿Pueden los inversores ganaderos ayudar a detener la deforestación en Brasil?

El activismo de los accionistas: ¿Pueden los inversores ganaderos ayudar a detener la deforestación en Brasil?

La expansión de la agricultura es el principal impulsor de la deforestación en los trópicos. Pero, ¿pueden los inversores ayudar a romper la relación entre agricultura y deforestación?

Brasil es el exportador de carne de ternera más grande del mundo y esto es un componente clave de su economía nacional, con más de 2,5 millones de agricultores que crían ganado, pero el sector también tiene un lado oscuro. La ganadería en Brasil es el principal motivo de la pérdida de bosques a nivel mundial - el 20% de toda la deforestación provocada por productos básicos en los trópicos está relacionada con la ganadería en Brasil. Los bosques se talan para dar paso a nuevos pastos, liberando aproximadamente 540 millones de toneladas de carbono anualmente a la atmósfera durante el proceso.1

Por lo general, la culpa de esta destrucción recae en los agricultores y las bandas criminales que deforestan la tierra (antes de poner tierras de pastoreo) para obtener ganancias.

FONDOS PÚBLICOS: APOYO FINANCIERO PARA LA GANADERÍA EN BRASIL.

Históricamente, el sector ganadero brasileño ha sido un gran beneficiario  de apoyo financiero por parte del gobierno nacional. Un estudio reciente del Instituto Escolhas, un grupo de expertos en sostenibilidad, encontró que la ganadería brasileña recibió 27,4 mil millones de euros entre subsidios, incentivos y reducción de deuda entre 2008-2017.2 Algunos años, el sector ganadero llegó incluso a recibir más dinero público de lo que pagó en impuestos.

Hasta hace poco, incluso el banco de desarrollo brasileño era un gran accionista en algunas de las empresas productoras de carne más grandes de Brasil, incluidas JBS y Marfrig, dos productores de carne que satisfacen el 37% de todas las exportaciones de carne de Brasil.3 A principios de 2020, el banco de desarrollo brasileño vendió 425 millones de euros en acciones de Marfrig y planea vender su participación del 21% de JBS.4 Con el gobierno retirándose, en términos de financiación a las empresas cárnicas de Brasil, son las finanzas privadas las que empiezan a moverse.

¿PUEDEN LOS INVERSORES PRIVADOS HACER QUE LA GANADERÍA SEA MÁS SOSTENIBLE?

Según Chain Reaction Research, una consultora sin ánimo de lucro especializada en el análisis del riesgo en cuanto a la sostenibilidad, esto ha abierto el camino a varios "inversores controvertidos" vinculados a  la corrupción y la deforestación ilegal.4 Otros ven esta ola de inversión privada como una oportunidad para abordar el problema de la deforestación: si los nuevos inversores, incluidos los bancos y fondos de pensiones europeos y estadounidenses, ven la deforestación como un riesgo financiero y de reputación, pueden presionar a las empresas inversoras para que limpien su cadena de producción, un ejemplo del "activismo de los accionistas".

ACTIVISMO DE LOS ACCIONISTAS: UN MODELO NUEVO

La profesora Sandra Waddock es directora de la Cátedra Galligan de Estrategia en la escuela de Administración Boston College y tiene décadas de experiencia trabajando en negocios sostenibles. Ella señala: "Ha habido algunos éxitos con el activismo de los accionistas en el pasado en torno a cuestiones como las políticas de equidad en las empresas y, mucho antes, con la retirada de los inversores en Sudáfrica cuando el régimen del Apartheid estaba en pleno apogeo - como una medida para contrarrestar este régimen". ¿Se puede repetir este modelo ahora en la agricultura?

SEGUIMIENTO DEL IMPACTO AMBIENTAL DE LA AGRICULTURA BRASILEÑA

Uno de los mayores vendedores de soja de Brasil, Bunge, respondió al activismo de los accionistas comprometiéndose a la no deforestación en la región del Cerrado, un territorio amplio que es el punto clave para la expansión de la soja.5

Pero, en realidad, la mayoría de los accionistas y administradores de fondos no son conscientes de la sostenibilidad de las empresas en las que invierten. Una de las razones es la falta de datos estandarizados sobre el impacto ambiental de las empresas productoras de carne de ternera.

Sin embargo, esto está cambiando, con 2,55 billones de euros invertidos en los sistemas de seguimiento existentes, que puntúan a las empresas con indicadores medioambientales, sociales y de gobierno (ESG). Aunque la calidad de estos datos a menudo se critica por no ser fiable, ya que se basa en parte en las políticas ambientales que las empresas dicen tener, las cuales pueden no necesariamente reflejar lo que realmente practican.6

PRESIÓN AMBIENTAL POSITIVA DE INVERSORES PRIVADOS

En julio de 2020, siete importantes firmas de inversión europeas amenazaron con retirar sus inversiones de Brasil, incluidas las del sector ganadero, si no se controlaba la deforestación. De hecho, Nordea  Asset Management (una firma de inversión de 230.000 millones de euros) ya ha retirado su participación en JBS.7 Esto llevó a 38 empresas brasileñas, incluida Marfrig, a escribir al gobierno brasileño y pedir una mejor aplicación de las políticas existentes para controlar la deforestación. Si bien las empresas deben intensificar sus esfuerzos para eliminar la deforestación en sus cadenas de producción, argumentan que no pueden hacerlo solas, y que el gobierno tiene un papel clave para desalentar la deforestación.8

Pero, ¿conducirá esto a un cambio real? “El activismo de los accionistas es una parte del panorama”, dijo la profesora Sandra Waddock, “pero este tipo de activismo no es suficiente por sí solo para lograr el cambio necesario. Necesitamos que los legisladores obliguen a realizar cambios significativos en las prácticas empresariales. La atención de los medios también es un factor importante, junto con los cambios en los estándares y las normas de la industria, así como las presiones competitivas de los clientes que exigen una mayor sostenibilidad”.

¿Crees que las empresas pueden hacer un cambio real y reducir la deforestación en Brasil? ¡Deja tus comentarios a continuación!