EitFood
Probióticos: la ciencia detrás de las bacterias beneficiosas para nuestros organismo
Sept 07, 2020 Carolina Moyano Por Carolina Moyano Mis artículos

Probióticos: la ciencia detrás de las bacterias beneficiosas para nuestros organismo

Los probióticos se encuentran a menudo en los alimentos fermentados, pero no todos los alimentos fermentados contienen probióticos. Los probióticos son microorganismos muy específicos que han sido estudiados científicamente por sus beneficios para la salud y se les considera "bacterias buenas".

Los microorganismos se han utilizado en los alimentos desde el comienzo de la civilización humana. De una forma u otra, los alimentos fermentados están presentes en casi todas las culturas del mundo. 1 Los probióticos se encuentran entre ellos.

¿QUÉ SON LOS PROBIÓTICOS?

La FAO y la OMS han definido probióticos como 'microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, ejercen un efecto beneficioso sobre la salud del consumidor”. 2 Básicamente, esto significa que los probióticos deben estar vivos (bacterias vivas o levaduras) en una cierta cantidad en el momento que se consumen.

Esto también significa, implícitamente, que los probióticos se consideran seguros para el consumo. Como cualquier otro componente alimenticio, los probióticos se evalúan para determinar la seguridad del consumo, y se toman medidas adicionales para grupos vulnerables, como los bebés. Los ensayos clínicos también deben realizarse con una cepa probiótica para demostrar que tiene beneficios para la salud.3

Hoy en día, los probióticos están presentes en diferentes formatos en el mercado, que van desde complementos alimenticios hasta alimentos como los lácteos, los productos de origen vegetal y los zumos.

¿CUÁNTOS PROBIÓTICOS NECESITAS?

Las cantidades de probióticos, a menudo, vienen en cantidades muy grandes: mil millones, 10 mil millones, 20 mil millones, 50 mil millones y la lista continúa.

Es generalmente aceptado por la comunidad científica que, al menos, mil millones de microorganismos por día tendrán un efecto probiótico; también puede estar por debajo de esa cantidad, pero solo si está respaldado por resultados clínicos.4

PERO, ¿UNA MAYOR CANTIDAD ES REALMENTE MEJOR?

No necesariamente. Las cepas de probióticos que se ha demostrado clínicamente que tienen beneficios para la salud, aún tendrán un efecto mayor en la dosis estudiada en comparación con dosis más altas de una cepa que no se ha estudiado clínicamente.5

LAS BACTERIAS BUENAS Y LAS BACTERIAS MALAS

Debido a que los probióticos ofrecen beneficios para la salud, a veces se les llama "bacterias buenas". Esto es, por supuesto, una simplificación de la realidad. Las bacterias pertenecen a una amplia familia de organismos y se pueden encontrar en casi todas partes de la Tierra, incluidos los humanos. Se estima que nuestro planeta está habitado por billones de especies de microorganismos (¡es decir, un millón de millones!) Y menos del 1% son patógenos humanos.6,7 Entonces, de hecho, hay muchas bacterias "buenas" si esta expresión se utiliza para describir las bacterias que no son perjudiciales para la salud humana.

LOS BENEFICIOS DE LOS PROBIÓTICOS PARA LA SALUD

Se están estudiando los probióticos en una amplia variedad de campos, desde la salud bucodental y la dermatología, hasta enfermedades gastrointestinales,  funciones del sistema inmunológico e incluso características psicológicas como el estado de ánimo.8Las especies generalmente estudiadas pertenecen a los Bifidobacterium y al Lactobacillus.9 Sin embargo, la cantidad de pruebas para los usos de los  probióticos pueden variar significativamente, con algunos beneficios más aceptados que otros. Algunos de los beneficios comúnmente aceptados incluyen los siguientes:

  1. Mejora de la digestión de la lactosa. La simbiosis del yogur (Lactobacillus delbruekii subsp. bulgaricus y Streptococcus thermophilus) tiene la capacidad de mejorar la digestión de lactosa en personas con problemas para digerir la lactosa. Este beneficio ha sido reconocido por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. 10
  2. Salud intestinal. Cada vez hay más científicos que estudian cómo las cepas de probióticos específicos pueden ayudar a mantener un tracto gastrointestinal sano.4 También hay una investigación activa sobre cómo interactúan con la microbiota del cuerpo, la comunidad de bacterias que viven en el intestino.11,12
  3. Sistema inmunológico. De manera similar, los estudios también han explorado el papel de los probióticos en cómo pueden respaldar un sistema inmunológico saludable, aunque este beneficio parece ser más específico de la cepa que otros.3
  4. Estado de ánimo. Aunque en las primeras etapas de la investigación, los hallazgos científicos ya indican que los probióticos podrían tener un impacto positivo en el estado de ánimo a través de la conexión entre el intestino y el cerebro.13,14

¿Has probado a incluir probióticos en tu dieta? Deja tus comentarios a continuación.

Sept 07, 2020 Carolina Moyano Por Carolina Moyano Mis artículos
 

Referencias

  1. Marco (2017). “Health benefits of fermented foods: microbiota and beyond”. Accessed 16 June 2020.
  2. FAO/WHO (2002). “Probiotics in food. Health and nutritional properties and guidelines for evaluation.”. Accessed 9 March 2020.
  3. International Probiotics Association (2018). “Criteria To Qualify A Microorganism Designated As ‘Probiotic’ In Foods, Beverages And Dietary Supplements” IPA website. Accessed 16 June 2020.
  4. Hill (2014). “The International Scientific Association for Probiotics and Prebiotics consensus statement on the scope and appropriate use of the term probiotic”. Accessed 9 March 2020.
  5. Sanders (2018). “Probiotics for human use”. Accessed 9 March 2020.
  6. Locey (2016). “Scaling laws predict global microbial diversity”. Accessed 9 March 2020.
  7. Nature editorial (2011). “Microbiology by numbers”. Accessed 9 March 2020.
  8. “Probiotics: What You Need To Know”. NIH USA Website. Accessed 9 March 2020.
  9. Wilkins (2017). “Probiotics for Gastrointestinal Conditions: A Summary of the Evidence”. Accessed 16 June 2020.
  10. EFSA (2010). “Scientific Opinion on the substantiation of health claims related to live yoghurt cultures and improved lactose digestion (ID 1143, 2976) pursuant to Article 13(1) of Regulation (EC) No 1924/2006”. Accessed 9 March 2020.
  11. Derrien (2015). “Fate, activity, and impact of ingested bacteria within the human gut microbiota”. Accessed 9 March 2020.
  12. Hemarajata (2013). “Effects of probiotics on gut microbiota: mechanisms of intestinal immunomodulation and neuromodulation”. Accessed 9 March 2020.
  13. Mayer (2015). “Gut/brain axis and the microbiota”. Accessed 9 March 2020.
  14. Liu (2018). “Gut–Brain Axis and Mood Disorder”. Accessed 9 March 2020.