EitFood
¿Por qué no hemos estado en Marte todavía? La tecnología de los alimentos en el espacio
Feb 01, 2021 Keeren Flora Por Keeren Flora Mis artículos

¿Por qué no hemos estado en Marte todavía? La tecnología de los alimentos en el espacio

Ir al espacio es un proyecto importante y pasa factura al cuerpo de los tripulantes. La nutrición es solo un área que puede contrarrestar algunos de los efectos negativos.

Si los científicos de alimentos pueden encontrar la dieta adecuada para mantener a los astronautas, esta podría ser la clave para realizar misiones de exploración espacial más largas, como el viaje de 3 años a Marte (estimado para 2030). 1

Los astronautas de la Estación Espacial Internacional (EEI) pasan unos 6 meses viviendo y trabajando en el espacio. 2 Los investigadores de la NASA han estudiado la forma en que el cuerpo se ve afectado en este entorno y han descubierto que la nutrición es un factor importante para resolver algunos de los problemas. 3

LA MICROGRAVEDAD DEJA HUELLA EN EL CUERPO HUMANO.


 

Los astronautas definitivamente hacen que flotar en su nave espacial parezca divertido. La microgravedad o la ingravidez, cambia la forma en que usa su cuerpo. Sin la resistencia creada por la gravedad, el cuerpo no es tan activo como en la Tierra. Por ejemplo, cuando caminas, los músculos de tus piernas trabajan para empujar contra el suelo, ya que la gravedad ha creado una fuerza de resistencia en tu cuerpo. Sin embargo, bajo la microgravedad no se necesita mucho esfuerzo para moverse, y el resultado son músculos y huesos más débiles. De hecho, la microgravedad tiene un efecto tan significativo en el cuerpo, que los científicos estudian comparativamente a personas que están sujetas a semanas de reposo en cama para investigar los impactos similares de estar en el espacio. 4

Entonces, ¿qué tiene esto que ver con lo que comen los astronautas? Un impacto importante del vuelo espacial es en los huesos: cuando hay poca resistencia gravitacional que actúa sobre los huesos, comienzan a debilitarse y a perder minerales como el calcio. El resultado son huesos frágiles, una condición comparable con la osteoporosis. Pero con un mayor nivel de calcio en la dieta, junto con el ejercicio, los astronautas pueden comenzar a reponer sus huesos. Los científicos aún están investigando la cantidad correcta de calcio que mantendrá los huesos de los astronautas saludables, para vuelos espaciales más largos. 4

¿CÓMO OBTIENEN LOS ASTRONAUTAS VITAMINA D?



Hay otro nutriente que necesitan los huesos: la vitamina D. La atmósfera de la Tierra y el campo magnético filtran la radiación dañina que puede causar cáncer. En el espacio, no existen tales protecciones contra la radiación, además los astronautas están más expuestos a los rayos cósmicos y a la radiación solar más dañina. 5 Por lo tanto, las paredes de la estación espacial deben bloquear esta radiación, incluida la luz. Sin luz solar natural, la vitamina D no se puede producir en la piel, por lo que todos los requerimientos de vitamina D de los astronautas deben tomarse a través de la dieta. La falta de vitamina D tiene muchos impactos, ya que, sin ella, el calcio no puede ser absorbido para fortalecer los huesos. 6

Dato curioso: en la EEI, cada miembro de la tripulación hace ejercicio durante aproximadamente 2 horas al día. 7 Usan una cinta de correr donde están sujetos con un cordón elástico, una bicicleta estática y una máquina de levantamiento de pesas. 8

OBTENER SUFICIENTES CALORÍAS EN EL ESPACIO EXTERIOR


 

En el pasado, era común que los astronautas perdieran peso al ir al espacio. En misiones espaciales anteriores y las primeras misiones de la EEI, se cree que la falta de tiempo para comer, los malos patrones de sueño y el estrés contribuyeron a la falta de apetito de los astronautas. 9En las últimas misiones que han realizado en la EEI , los astronautas han comido lo suficiente para satisfacer su energía, mientras que en misiones realizadas con anterioridad solo cumplían el 80% del requisito. 10 Los astronautas de la EEI, ocasionalmente, se quejan de que la comida todavía no es lo suficientemente sabrosa. También se cree que los cambios de líquidos y la congestión (causada por los primeros días de microgravedad) afectan a las papilas gustativas y el sistema olfativo (sentido del olfato). Además de eso, la cinetosis, ocasionalmente, evitará que los astronautas coman bien.

Dato curioso: las bebidas carbonatadas no funcionan con gravedad cero. Sin la gravedad para separar el gas del líquido en el estómago, los eructos también provocan un pequeño vómito. El fenómeno se llama "eructos húmedos". 11

ALIMENTOS RICOS EN ANTIOXIDANTES QUE PROTEGEN CONTRA LA RADIACIÓN


 

Incluso dentro del blindaje de la nave espacial, la radiación dañina aún llega a la tripulación. La radiación de baja longitud de onda, como los rayos gamma, puede dividir el agua y generar radicales libres. Cuando esto sucede en el cuerpo humano, el resultado es un mayor riesgo de cáncer. Aunque el cuerpo tiene algunas defensas contra la oxidación (causada por los radicales libres), se agregan suplementos a la dieta de los astronautas, como niveles más altos de vitaminas C, E y A, así como minerales como el cobre, manganeso y zinc. 4

Dato curioso: ¿Sabías que hay más de 4000 alimentos que contienen antioxidantes? Por ejemplo, los mangos y las zanahorias contienen beta carotina; la leche, las nueces y el marisco contienen zinc; y el chocolate negro contiene polifenoles. 4

Todavía hay mucho trabajo por hacer para perfeccionar la dieta de los astronautas, pero incluso cuando los científicos crean una dieta equilibrada para los astronautas, ¿cómo van a obtener suficiente comida en la nave espacial para que dure 3 años? Aquí puedes leer un artículo sobre la alimentación de la tripulación en el espacio.

Si tuvieras la oportunidad, ¿irías al espacio?  Deja tus comentarios a continuación.

Feb 01, 2021 Keeren Flora Por Keeren Flora Mis artículos
 

Referencias

  1. “Nasa's journey to Mars.” NASA. Accessed 8th July 2019.
  2. “Astronauts answer student questions.” NASA. Accessed 23rd July 2019.
  3. Smith, S. M., Davis-Street, J., Neasbitt, L., Zwart, S. R. (2012) “Space Nutrition.” National Aeronautics and Space Administration. Accessed 8th July 2019.
  4. Smith, S. M., Zwart, S. R., Heer, M. (2014) “Human Adaption to Spaceflight: The Role of Nutrition” Accessed 8th July 2019.
  5. “Scientists aim to protect Astronauts from deadly spacce radiation.” Newsweek. Accessed 23rd July 2019.
  6. Smith, S. M., Heer, M. A., Shackelford, L. C., Sibonga, J. D., Ploutz-Snyder, L., Zwart, S. R. (2012) “Benefits for bone from resistance exercise and nutrition in long-duration spaceflight: Evidence from biochemistry and densitometry.” Accessed 8th July
  7. “International Space Station crew timeline. 2008” NASA. Accessed 8th July 2019.
  8. Schneider, S. M., Amonette, W. E., Blazine, K., Bentley, J., Lee, S. M., Loehr, J. A., Moore, A., D. Jnr., Rapley, M., Mulder, E. R., Smith, S. M. (2003) “Training with the International Space Station interim resistive exercise device.” Accessed 8th Jul
  9. Nicogossian, A. E., Williams, R. S., Huntoon, C. L., Doarn, C. R., Polk, J. D., Schneider V. S. (2016) “Space Physiology and Medicine: From Evidence to Practice” Accessed 8th July 2019.
  10. Perchonok, M., Douglas, G., Cooper, M. (2012) “Risk of Performance Decrement and Crew Illness due to an Inadequate Food System” Accessed 8th July 2019.
  11. “Field Journal: Eating on the ISS” (2001) Kloeris, V. Accessed 8th July 2019.