EitFood

Los alimentos hechos con bacterias humanas existen

Solemos asociar las bacterias con enfermedades e infecciones, pero en realidad hay muchas que son benéficas para los humanos, y algunas de ellas viven en nuestro interior, en nuestro microbioma.

Nuestro intestino está lleno de billones de diminutas bacterias, 1 que, además de ser cruciales para la digestión, también tienen muchísimos beneficios para la salud. 2

Los pequeños amigos que conforman nuestra microbiota intestinal comienzan a desarrollarse desde que somos muy jóvenes, incluso, algunas investigaciones sugieren que se desarrollan mientras estamos en el vientre materno.3,4 Sin embargo, nuestra alimentación también juega un papel importante en su desarrollo. Las bacterias buenas que ingerimos se llaman probióticos y si nos alimentamos con alimentos que los contienen, entonces se trata de una comida saludable. 5

Como resultado, se están desarrollando nuevas formas de incorporar probióticos en nuestros alimentos, ya que son microorganismos que para la mayoría de las personas, presentan una gran cantidad de beneficios para la salud.6 Por ejemplo, el yogur es una fuente importante de probióticos, pero ¿y si te dijera que el yogur elaborado con bacterias humanas ya está en el mercado? No es broma, existe un yogur de coco fermentado con 25 mil millones de probióticos por porción y, mayoritariamente, provienen de bacterias humanas.7 De locos, ¿verdad?

¿Y COMES YOGUR?

Piensa por un momento en el pasado, ¿recuerdas los días en los que algunos de tus amigos tenían que evitar el yogur, el queso o la tarta de chocolate casera por ser intolerantes a la lactosa? Todos teníamos algún amigo que biológicamente no debería probar esos productos, pero que, si se trataba de helado, lo comía sin reparo después de tomarse algunas pastillas de Lactaid.

Hoy en día, el veganismo, las intolerancias o las preferencias por versiones no lácteas de los productos de siempre (a quién no le gusta la bebida de coco) agradecen nuevas alternativas. Sin embargo, ¿crees que esta nueva innovación de yogur con bacterias humanas será aceptada por la sociedad con los brazos abiertos?

Bueno, por contradictorio que parezca, los productos hechos con probióticos humanos son veganos; aunque tanto los veganos como los no veganos pueden quedarse atónitos momentáneamente cuando escuchan "bacterias humanas".

PROBIÓTICOS: ¿PURO MARKETING O PRODUCTO SALUDABLE?

Pero, volvamos a las bacterias "normales" que encontramos en nuestra comida. ¿Por qué comemos yogur, por ejemplo? En términos de beneficios para la salud está repleto de probióticos que, como hemos mencionado, son las bacterias vivas y las levaduras buenas para nuestra salud, especialmente para nuestro sistema digestivo. 5 Los probióticos se pueden encontrar en una variedad de alimentos, incluido el kéfir, el chucrut e incluso el chocolate negro.8

Las etiquetas de los alimentos, especialmente en el caso del yogur, a menudo presumen de los miles de millones de cultivos activos vivos que contiene el producto, 9 lo que hace que uno se pregunte si los beneficios para la salud son reales o si es simplemente una estrategia de marketing. No solo eso, sino que esa cantidad puede tener un efecto contrario para alguien que solo ha asociado las bacterias con algo que no es higiénico y saludable.

Sin embargo, la ciencia defiende abiertamente los probióticos. Como hemos dicho, solo en nuestro cuerpo tenemos aproximadamente 39 billones de bacterias diferentes, y muchas de ellas están en nuestro intestino.1 Teniendo esto en cuenta, la cantidad que ingerimos en una porción de yogur es como una gota en el océano bacteriano que es el cuerpo humano. Pero la pregunta es: ¿llegarías tan lejos como para comer bacterias beneficiosas de otros seres humanos?

¿ES ÉTICO COMER LAS BACTERIAS DE TU AMIGO?

Se puede argumentar que ya estás intercambiando saliva con otros humanos cuando besas, entonces, ¿qué diferencia hay en incluir bacterias intestinales a la mezcla? Al menos ahora tus amigos intolerantes a la lactosa podrán disfrutar de un yogur delicioso y saludable.

Del mismo modo, hay alimentos que han existido durante siglos que usan bacterias humanas. El sake, por ejemplo, se fermenta con saliva humana, ¡y esto sucede desde el siglo VII! 11

¿TODAVÍA NO ESTÁS CONVENCIDO? AÚN NO HAS VISTO NADA

Las nuevas e innovadoras formas de crear alimentos a partir de probióticos están emergiendo y la obtención de este tipo de probióticos elaborados a partir de nuestro cuerpo humano apenas ha comenzado. Por ejemplo, un grupo de investigadores españoles ha estado desarrollando salchichas de distintas bacterias que se encuentran en la materia fecal de los bebés.11 Hablando claro, han aislado solo las cepas de interés, dejando una muestra muy pequeña que posteriormente se reproduce en placas de Petri para continuar haciendo estas salchichas. ¡Los probióticos no solo son inofensivos, sino que pueden ser beneficiosos! 12 Aun así, resultaría difícil aceptarlo por sus extraños orígenes.

El microbioma humano contiene un montón de bacterias saludables que nos protegen. La tecnología solo está comenzando a aprovechar esta riqueza de recursos nutricionales al reutilizar lo que vive dentro de nosotros para enriquecer o incluso crear alimentos nuevos. Puede sonar extraño, pero ¿innovar no es cambiar las cosas introduciendo novedades?

¿Qué piensas sobre este nuevo concepto? ¿Crees que existe algún daño en consumir algo que ya está dentro de ti? ¡Deja tus comentarios! Queremos saber tu opinión.