EitFood

Espirulina | Cómo se cultiva

Antiguamente, ya se cosechaban las algas de espirulina por los indígenas en México y Chad. Hoy en día, los científicos han desarrollado una forma moderna de cultivarla, que incluye un enorme sistema de tubos de vidrio.

ANTIGUO ORO VERDE

Para los científicos es un apasionante campo de investigación; los emprendedores lo ven como un recurso del futuro; y para otras personas es una contribución a una dieta saludable. ¿Cuál es el nombre de este producto todoterreno? Espirulina. Es un nombre que podría sonar como un tipo de pasta o la última incorporación al mundo de los superhéroes de Marvel, pero que se refiere a un tipo de alga.

Podemos encontrar hasta 30 000 especies diferentes de algas en nuestros océanos, agua dulce, aire, nieve o tierra. Tienen diferentes tamaños y grupos, desde pequeñas algas de tamaño microscópico hasta algas marinas, que pueden crecer hasta los 45 metros de altura.

Algunas de ellas, como las algas verdes, pertenecen al reino de las plantas. Otras, como la espirulina, pertenecen, de hecho, a un grupo de microorganismos llamados cianobacterias, también conocidas como algas verdeazuladas (y sí, su nombre deriva de su coloración). Presentan un pigmento llamado ficocianina que les da su color específico y que es necesario para hacer la fotosíntesis. Las cianobacterias han estado haciendo esto durante bastante tiempo: como uno de los organismos más antiguos de la Tierra, forman una biopelícula que, fosilizada, ha demostrado tener hasta 2 700 millones de años.

¿PODEMOS COMER ALGAS?

Los humanos usan las algas de diferentes maneras. Generalmente, tienen un bajo contenido en carbohidratos y un alto contenido en proteínas, presentando una alternativa a los productos de origen animal. Miles de millones de toneladas crecen cada año en nuestros océanos, sin desperdiciar terreno cultivable. Los expertos incluso piensan que cada segunda molécula de oxígeno en la atmósfera es producida por algas.1 Las algas respiran más CO2 que los cultivos agrícolas comunes, como el trigo o el maíz, lo que significa que son excelentes para el almacenamiento de carbono y como fuente de nutrición, así que ¿por qué no comerlas también?

Se pueden comer alrededor de 500 tipos de algas, a menudo como suplementos dietéticos. La mayoría de nosotros conocemos las algas marinas, las algas verdes, rojas o marrones, que forman parte de la dieta especialmente en China, Japón o Corea, pero también en sociedades europeas tradicionales como Islandia, Noruega o Gales. Tienen un alto contenido de fibra y contienen hasta un 60% de proteína con vitaminas y compuestos minerales que actúan como antioxidantes en nuestro cuerpo. Y luego están los ácidos grasos omega-3 esenciales, algo que normalmente se asocia con el pescado.2

EL CURIOSO CASO DE LA ESPIRULINA

La espirulina siempre ha sido un caso especial: los pueblos indígenas recolectaron algas en aguas tranquilas, subtropicales o tropicales con un alto contenido de sal. Cuando los colonos españoles llegaron a las costas de México, descubrieron que los aztecas cercanos a la capital, Tenochtitlán, estaban recolectando "alimentos nuevos" de las lagunas. Estos se convirtieron en pasteles de color azul, e incluso se dice que los corredores de maratón las tomaban como una fuente de energía extra. La espirulina, también llamada "dihé", es también una de las principales fuentes de proteínas en Chad. Las personas que viven cerca del lago Chad muestran bajos niveles de desnutrición, a pesar de vivir principalmente del maíz.

La industria moderna ha encontrado una nueva forma de cultivar espirulina. Ese método es la acuicultura, también conocida como estanques abiertos. El crecimiento depende de la cantidad adecuada de luz, temperatura (hasta 37 °C), velocidad de agitación, pH, calidad del agua, presencia de nutrientes (como carbono o nitrógeno), etc. Para la recolección, el cultivo se bombea a través de un filtro o un centrifugador y luego se seca al sol o con aire caliente.

CRECIMIENTO DE LA ESPIRULINA EN TUBOS

Autor de la foto: Ecoduna

Sin embargo, existen algunos problemas con el sistema de la acuicultura: "dado que la espirulina normalmente crece en estanques estables, no está acostumbrada al bombeo", dice Lisa-Marie Dormayer, quien trabaja en la empresa austriaca Ecoduna, "desarrollamos un sistema, donde las algas pueden crecer en un entorno controlado sin estrés". Ecoduna patentó un sistema de 44 000 tubos de vidrio, en los que crecen las algas. Este sistema es conocido como "una bomba de transporte aéreo” que opera en un equilibrio hidrostático agregando CO2 y otros nutrientes como fosfatos y nitratos a través de la presión. Es un sistema cerrado que evita que las algas se contaminen con animales, bacterias o suciedad.

¿CÓMO CRECE LA ESPIRULINA?

Primero, se recolecta una sola célula de alga en la naturaleza y luego se cultiva en el laboratorio en un medio de nutrición hasta que se puede insertar en el sistema de tubos. En el mejor de los casos, las células se dividen una vez al día, mientras se transportan lentamente a través de las tuberías (tardan unas 12 horas por “vuelta”). Después de cuatro a diez días están listas para recolectarlas. “Solo tomamos una parte de las células del sistema. Coger demasiadas obstaculizarían las condiciones perfectas para el crecimiento”, explica Dormayer. Para reemplazar las células eliminadas, se agregan nutrientes y agua (un 80% es reciclada).

Los tubos de vidrio requieren de menos limpieza que los estanques, lo que significa que se pueden producir algas casi sin parar. El vidrio transparente permite que el sistema se alimente con luz solar, los tubos están colocados en posición vertical en dirección al sol. Sin necesidad de iluminación adicional, la producción de Ecoduna es muy sostenible. También se abstienen de usar calefacción (excepto para evitar que los empleados se congelen). En cambio, en el invierno se utiliza un tipo local de algas. Esta especie, que aún no tiene licencia, requiere temperaturas más bajas que la espirulina original de México. Durante los días de poca luz solar, la productividad también es simplemente menor. Al final del proceso, las algas se secan y se procesan, elaborando el polvo verde que todos conocemos y que quizás también nos encanta.

Cuéntanos si ya has incluido la espirulina en tu dieta o si planeas hacerlo. Deja tus comentarios a continuación.

 

Referencias

  1. Chapman, R.L. (2013): Algae: the world’s most important “plants”- an introduction. Mitig Adapt Strateg Glob Change 18:5 Accessed 9th April 2019
  2. . M. Ahsan, B. Habib, Mohammad R. Hasan, Tim C. Huntington, Mashuda Parvin (2008): A review on culture, production and use of spirulina as food for humans and feeds for domestic animals and fish. Food and agriculture organization of the United Nations
  3. Asghari A, Fazilati M, Latifi AM, Salavati H, Choopani A. (2016): A Review on Antioxidant Properties of Spirulina. J Appl Biotechnol Reports; 3(1): 345-51 Accessed 9th April 2019
  4. Ecoduna Accessed 9th April 2019