EitFood
El futuro de la comida: ¿ciencia o ficción?
Feb 01, 2021 Aran Shaunak Por Aran Shaunak Mis artículos

El futuro de la comida: ¿ciencia o ficción?

¿Cómo nos alimentaremos en un futuro? Si buscamos la respuesta en películas de ciencia ficción, encontraremos ideas que van desde lo espantoso hasta lo ridículo; pero algunas de ellas están más cerca de la realidad de lo que piensas. ¿Cómo será la comida del futuro?

En la mayoría de los mundos de ficción post-distópicos, el filete ya no forma parte del menú. En cambio, nuestros héroes del futuro aparecen comiendo cosas que hoy apenas consideraríamos como comida, por ejemplo, el nutritivo "cuenco de mocos” que espera a Neo una vez que escapa de Matrix.

Quizás este pronóstico no sea tan sorprendente, dados los desafíos actuales que enfrentamos ante el aumento de la población mundial y el cambio climático. Hoy en día ya está cambiando la manera en la que se concibe a la comida, lo cual ha llevado al aumento en popularidad de dietas veganas y sustitutos de la carne en Europa durante los últimos años;1 pero la ciencia ficción pronostica que podríamos ver cambios un poco más radicales en nuestra comida del futuro. ¿Pero qué tan realistas son estos cambios?

"ESTÁ BIEN SOÑAR UN POCO" | COMIENDO INSECTOS EN BLADE RUNNER 

¿CIENCIA O FICCIÓN?

En la metrópolis de Blade Runner 2049, la agricultura tradicional ha fracasado, por lo que los humanos dependen de otras fuentes de alimentación para mantenerse vivos; animales invertebrados, como gusanos, cucarachas y una variedad de insectos, forman parte de la dieta de los habitantes de esta saga. Pero ¿las hamburguesas de saltamontes y gusanos llegarán algún día a tu mesa en el mundo real?

Foto creada por: Essento

CIENCIA

Los insectos y otros invertebrados están repletos de proteínas y grasas saludables y son una excelente fuente de vitaminas y minerales esenciales. También necesitan menos espacio, agua y alimentos, y producen menos emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con animales más grandes; esto los convierte en una opción de alimento increíblemente sostenible.2

De hecho, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha dado la bienvenida a los insectos en nuestras dietas, como una forma de mejorar la seguridad alimentaria del mundo en los próximos 30 años.3 Es posible que todavía no los veamos en la mesa del comedor, pero los insectos ya forman parte de la alimentación en muchas partes de Asia y se están volviendo populares rápidamente en otras partes del mundo, como América del Norte y Europa (donde las ventas están creciendo más de un 20 % cada año).4 Puede que no pase mucho tiempo antes de que puedas disfrutar de una ensalada de grillos en tu restaurante favorito. ¡Además, las empresas creativas emergentes ya están pensando en cómo incorporar insectos comestibles en nuestra comida diaria (como en las hamburguesas)!

"UN ALIMENTO MILAGROSO... PLANCTON DE ALTA ENERGÍA" | PENSANDO EN ESCALA PEQUEÑA EN SOYLENT GREEN (CUANDO EL DESTINO NOS ALCANCE)

¿CIENCIA O FICCIÓN?

En el clásico de ciencia ficción Soylent Green, en versión española Cuando el destino nos alcance, los habitantes se alimentan con barritas energéticas hechas de algas extraídas de los océanos; esto como consecuencia de una ola de calor mundial que dura un año, lo que acaba con la posibilidad de cultivar alimentos en los campos. Pero ¿esos microorganismos tan pequeños podrían proporcionarnos la energía suficiente que necesitamos?

(CASI) CIENCIA...

Desde la década de 1970, científicos han estado considerando las algas y otras plantas similares como una opción para alimentar al mundo, ya que representan una fuente renovable y altamente nutritiva de proteínas limpias y un paso adelante en la sostenibilidad alimentaria.5 El fitoplancton está constituido de plantas diminutas (incluyendo muchos tipos de algas) que flotan en el océano y que producen su propio alimento a través de la fotosíntesis, tal y como hacen las plantas terrestres. Pero a diferencia de estas, el fitoplancton no necesita ser plantado en el campo, pues crece muy bien si se le suspende en tanques; esto significa que podemos cultivarlas de manera mucho más eficiente. ¡Un punto a favor para la Corporación Soylent!

El fitoplancton está lleno de vitaminas y minerales, pero no está claro cuánta energía puede aportar a nuestro organismo. Hipotéticamente, podría ser excelente para tu salud, pero aún no estamos seguros de si podría alimentar a todo el mundo. Los alimentos a base de plancton han comenzado a despegar recientemente; empresas como “Euglena Corp”, en Japón, y “Spirulina”, en Europa, cultivan y procesan el fitoplancton de forma comercial, transformándolo en productos comestibles;6 entonces, ¿por qué no probarlo?

“LA LÓGICA ES INDISCUTIBLE" | CULTIVANDO HONGOS EN YO ROBOT

¿CIENCIA O FICCIÓN?

En la novela Yo Robot de Isaac Asimov, las comidas de tres tiempos siguen siendo una realidad; la diferencia es que todo el menú está hecho a base de hongos cultivados en contenedores, desde su entrante de sopa de levadura cremosa, hasta un postre de levadura helada. Nos gustan los hongos, pero ¿deberíamos explorar más sobre las posibilidades que nos ofrece el reino de los hongos?

CIENCIA

Todavía no cultivamos levaduras en tanques, pero, en realidad, hay un producto muy similar que es popular en otros países: Quorn™. Este producto es un suplemento de carne que se elabora con micoproteína, un tipo de proteína que se obtiene a partir de un hongo.7 El proceso para cultivar este hongo es bastante similar al de la elaboración de cerveza y, dado que tiene lugar en tanques gigantes en vez de en campos abiertos, necesita alrededor de 90 % menos de tierra y de agua, en comparación con los métodos agrícolas tradicionales.8

Además de eso, el hongo se alimenta con desechos agrícolas, lo que reduce aún más su huella ambiental. Quorn tiene un contenido de proteína similar al de los huevos, pero sin colesterol, mucha más fibra, y no está hecho a base de pollos tristes y maltratados que viven en pequeñas jaulas: realmente es un alimento del futuro.7

"SIN OJOS NI PICO... NO SON NECESARIOS " | CULTIVANDO CARNE EN ORYX Y CRAKE

¿CIENCIA O FICCIÓN?

En otros mundos distópicos, los humanos son tan dependientes ​​a la carne que encuentran formas nuevas, y más sostenibles, de obtenerla, por lo que no tienen que renunciar por completo a este alimento. En la novela Oryx y Crake, de Margret Atwood, los pollos han sido modificados genéticamente hasta el punto en que crecen en laboratorios como masas musculares que apenas y se reconocen como animales. Pero ¿podríamos cultivar en laboratorios la carne que conocemos y tanto amamos en lugar de en granjas?

CIENCIA

Aquí la realidad supera nuestra imaginación: los científicos ya han comenzado a cultivar carne en placas de Petri, evitando la cría de ganado tradicional. La clave de este proceso son las células madre: células únicas en el cuerpo que aún no se han especializado para hacer un trabajo en particular. Al controlar cuidadosamente el entorno de estas células madre, los científicos pueden convertirlas en lo que quieran.

Estas células pueden convertirse en células musculares, por lo que se puede crear una hamburguesa de carne dentro de un tubo de ensayo sin necesidad de una vaca real. Esto no solo elimina todo el sufrimiento de los animales, sino que también reduce enormemente el impacto ambiental de la carne y, a diferencia de otras opciones, le da a la humanidad una nueva fuente de alimento sostenible, sin la necesidad de cambiar nuestra dieta.9

Por el momento, administrar estos laboratorios es muy costoso, por lo que la carne cultivada en laboratorio sigue siendo una novedad más que una industria como tal. La ciencia sigue trabajando y, si bien los productos 'procesados', como las hamburguesas de carne de ternera y las salchichas de cerdo, ya están disponibles, producir un chuletón de ternera sigue siendo un gran desafío.10 Sin embargo, si la carne cultivada en laboratorio puede imitar a la carne real lo suficientemente bien, podría ser la clave para disfrutar de un pollo frito a altas horas de la noche sin sentirnos culpables.

VIVIR CON ESPERANZA

Tanto los científicos como los guionistas y escritores se guían por su imaginación para pensar en la comida del futuro; pero hoy en día la ciencia está alcanzando a la ficción, pronosticando cómo será nuestro futuro. Si estamos dispuestos a cambiar nuestro punto de vista respecto a lo que entendemos por "comida", entonces es posible que tus platillos comiencen a parecerse a los de tu película de ciencia ficción favorita, y que nuestras posibilidades de alimentar al mundo en unos años parezcan prometedoras.

Lección moral para los escritores de ciencia ficción: con tantas fuentes nuevas y altamente sostenibles de alimentos, no hay razón para recurrir al consumo de carne humana; ¿o sí?

Feb 01, 2021 Aran Shaunak Por Aran Shaunak Mis artículos