EitFood EU

Financiado por la Unión Europea

¿Conoces la huella hídrica de estos alimentos comunes?
Feb 01, 2021 Kelly Oakes Por Kelly Oakes Mis artículos

¿Conoces la huella hídrica de estos alimentos comunes?

No hace falta pensar demasiado para darse cuenta de que cualquier alimento, ya sea que provenga de la agricultura o de la ganadería, necesita agua para sobrevivir y llegar a nuestro plato, pero ¿sabes cuánta?

¿QUÉ ES LA HUELLA HÍDRICA?

Calcular la "huella hídrica" ​​de los alimentos es una forma de medir cuánta agua se utilizó para producirlos.1 Si alguna vez has tenido un jardín, o incluso una planta de interior, sabrás que las plantas necesitan agua. Los cultivos que sembramos para comer no son diferentes. Aunque según la variedad se necesitan cantidades diferentes, el agua es imprescindible para que cualquier alimento llegue a nuestros platos (y estómagos).

Los animales que criamos para comer también beben agua. Sin embargo, la mayor parte de la huella hídrica de un filete, por ejemplo, proviene de las plantas cultivadas para alimentar al ganado, en lugar de la cantidad de agua que beben las propias vacas.

El agua también se usa en el procesado de alimentos después de su cultivo. Por ejemplo, se pueden necesitar dos litros de agua para lavar un solo kilo de lechuga.2

LA CARNE DE TERNERA ES EL ALIMENTO QUE CONSUME MÁS AGUA

El alimento que necesita más agua para su producción es la carne de vacuno, como la ternera, que utiliza unos 15 400 litros de agua por kilogramo.3 Otras carnes, como la carne de cordero, cabra y cerdo, utilizan entre 6 000-9 000 litros de agua por kilogramo.3 Por el contrario, el pollo ocupa el lugar más bajo en comparación, con solo 4 500 litros de agua por kilogramo de carne.3

La huella hídrica de la carne en general es mayor que la de los cultivos de plantas, debido a que estas son necesarias para alimentar a los animales.

LOS LÁCTEOS TIENEN UNA GRAN HUELLA HÍDRICA

Debido a que los lácteos son productos de origen animal, también tienen una gran huella hídrica. Se necesita más agua para producir un kilogramo de mantequilla (alrededor de 5 500 litros) que para hacer un kilogramo de pollo, por ejemplo.3

La producción de leche mejora un poco las cifras: se necesitan alrededor de 1 000 litros de agua para producir un kilogramo. En la elaboración de queso se utiliza mucha leche, por lo que su huella es mayor, alrededor de 4 000 litros por kilogramo.4

LA ALIMENTACIÓN DE ORIGEN VEGETAL TAMPOCO SE LIBRA

Las legumbres y frutos secos también necesitan mucha agua para llegar a nuestro plato. De media, los frutos secos tienen una huella hídrica de alrededor de 9 000 litros por kilogramo. Las legumbres rondan los 4 000 litros.3

Para aquellos que buscáis buenas noticias, debéis saber que las verduras son las estrellas del consumo de agua, con una media de tan solo 300 litros de agua por kilogramo.3 Las frutas necesitan poco más de 900 litros.3

HACIENDO COMPARACIONES JUSTAS

Vale la pena pensar en la cantidad que consumimos de cada alimento para comparar las huellas hídricas. 

Por ejemplo, un kilogramo de leche equivale aproximadamente a un litro, una cantidad que algunas personas podrían beber fácilmente en un par de días. Sin embargo, la mayoría de la gente tardaría mucho más en comer un kilo de mantequilla. A pesar de que la huella hídrica de la mantequilla es mayor en peso, tu propia huella hídrica personal podría verse mucho más afectada al beber leche en comparación con el uso de un poco de mantequilla en tu tostada.

Otra forma es comparar los alimentos en función de la cantidad de agua utilizada por gramo de un nutriente específico. La mantequilla en realidad tiene solo la mitad de la huella hídrica que la mayoría de los cultivos oleaginosos cuando se mira de esta manera, pasando a ser de seis litros de agua por gramo de grasa, frente a once litros del aceite.3 Por otro lado, en cuanto a las proteínas, la carne tiene una huella hídrica seis veces mayor que la de las legumbres.5

Descubre  "6 consejos para reducir la huella hídrica de los alimentos “

ENCONTRAR FORMAS DE USAR MENOS AGUA

La cantidad de agua dulce disponible en la Tierra está limitada al 2.5%.1 La escasez global del agua y una población mundial en crecimiento con más bocas que alimentar implican una necesidad urgente de encontrar formas de utilizar menos agua.

Algunos investigadores están utilizando la bioingeniería para crear cultivos, como nuevas variedades de arroz, que necesitan menos agua.6 Otra innovación utiliza imágenes satelitales para monitorear la pérdida de agua de las tierras agrícolas, y para ayudar a las granjas a determinar cuánta agua necesitan sus cultivos y detener el derroche excesivo.7 Por otra parte, los investigadores también están ideando nuevas formas de depurar el agua después de que haya sido utilizada para limpiar productos, para que pueda reciclarse.2

¿Estás haciendo algún cambio en la dieta para reducir tu huella hídrica personal? ¡Háznoslo saber a continuación!

Feb 01, 2021 Kelly Oakes Por Kelly Oakes Mis artículos