Do you care about the food system? Take part in our Annual Survey 2024

Take the survey
Alimentos mediterráneos. 5 Alimentos habituales
Historia y Cultura

Alimentos mediterráneos. 5 Alimentos habituales

A medida que suben las temperaturas, cada vez más personas intentan seguir una “dieta más mediterránea", a través de su cocina y sus recetas. Aquí hay 5 alimentos que se comen habitualmente en toda la cuenca mediterránea.

¿QUÉ SE CONSIDERA COMO ALIMENTO MEDITERRÁNEO?

La 'dieta mediterránea' es una dieta rica en frutas y verduras, cereales, frutos secos y pescado, y ligera en carne y productos lácteos. La UNESCO define la dieta mediterránea como 'la cultura intangible de Chipre, Croacia, España, Grecia, Italia, Marruecos y Portugal', lo que implica que los alimentos mediterráneos son los que se asocian tradicionalmente con estos países.2 Pero geográficamente, 'el Mediterráneo' incluye los 22 países que hacen frontera con el mar Mediterráneo.

Aunque los alimentos tradicionales de los países mediterráneos del este como Egipto, Turquía e Israel pueden parecer al principio bastante diferentes de la 'dieta mediterránea' definida por la UNESCO, gran parte de su comida en realidad comparte muchas características con la de España, Grecia o Italia, por lo que puede ser entendido como otro tipo de 'comida mediterránea'.

CINCO ALIMENTOS COMUNES DEL MEDITERRÁNEO

Si bien los alimentos que se consumen a lo largo del Mediterráneo son similares, cada país produce y prepara esos alimentos de manera diferente, pero culturalmente importantes.

1. OLIVAS

Aceite de oliva

Las aceitunas son una de las primeras cosas que nos vienen a la cabeza cuando pensamos en la dieta mediterránea, y por una buena razón: el aceite de oliva es la principal fuente de grasa en todas las culturas mediterráneas, tanto que se considera un 'elemento central' de la dieta. 3 Por lo tanto, el aceite de oliva es a menudo un ingrediente clave en los alimentos mediterráneos tradicionales, pero también se usa ampliamente en alimentos de países de toda la cuenca: piense en salsas crudités de Francia, hummus de Israel y zeytinyağlılar (platos con aceite de oliva) de Turquía.

Aceituna local

Cada país mediterráneo, e incluso cada región dentro de un país, también tiene su propia variedad favorita de aceituna local: por ejemplo, la Nocellara de Sicilia4, el tentempié verde brillante más popular de Italia, y la Kalamata, grandes aceitunas negras originarias de Grecia.5 El entusiasmo Mediterráneo por las aceitunas también se ha extendido a sus vecinos: en Francia, por ejemplo, la aceituna negra y herbal Niçoise (principalmente cultivada cerca de la ciudad de Niza) se ha convertido en un ingrediente esencial en platos típicamente franceses como la ensalada Niçoise y la tapenade.

¿Sabías que las aceitunas frescas son amargas, tienen una textura extraña y son casi incomestibles? Solo después de que se hayan curado, fermentado o remojado en salmuera, su sabor se suaviza lo suficiente como para ser agradable.6

2. PASTA Y PAN

Los cereales y los granos son la principal fuente de carbohidratos en una dieta mediterránea tradicional, pero hay una gran variedad de formas en que los alimentos mediterráneos usan cultivos como el trigo para convertirlo en pasta. La pasta italiana puede ser mundialmente famosa, pero muchas otras naciones mediterráneas también disfrutan de algo muy similar: las islas griegas tienen sus propias pastas locales, como kritharaki y skioufihta, mientras que el cuscús, un pariente muy cercano de la pasta, está muy extendido en Marruecos y otros países del norte de África.

El pan es otra comida mediterránea de gran importancia: piense en la focaccia italiana, el pan de miga no apelmazada a menudo cubierto con hierbas y aceite, o la pita griega de pan plano, que también es muy popular en todo el Medio Oriente - solo que con una textura más plana y menos esponjosa.

3. PESCADO

El pescado se come con mucha más regularidad que la carne en casi todas las culturas mediterráneas - en parte es debido a la costa que comparten. A los mediterráneos realmente no les importa qué pescado comer - siempre que sea fresco, capturado localmente y cocinado de manera sencilla, a menudo en sopas o guisos como el cacciucco italiano o la psarosoupa griega o simplemente asado en el horno con patatas. Aquí es donde las diferencias en la cuenca se vuelven más evidentes, ya que la carne generalmente juega un papel mucho más importante en la dieta del norte de África y el Mediterráneo oriental.

4. QUESO

La dieta mediterránea incluye relativamente pocos lácteos, pero esto no ha impedido que los países mediterráneos produzcan algunos quesos de fama mundial, como los icónicos quesos de leche de vaca como la mozzarella o el parmigiano reggiano de Italia, o los deliciosos quesos de leche de oveja y cabra como el feta y el halloumi de Grecia. Otros quesos mediterráneos no han obtenido fama internacional, pero siguen siendo una parte importante de la dieta local, como el inusual mish fermentado de Egipto o muchos de los quesos blancos frescos de Turquía (conocidos localmente como beyaz peynir) - los cuales se sirven tradicionalmente con desayuno.

5. CARNE

A pesar del papel relativamente menor de la carne en las dietas mediterráneas, muchas carnes secas, saladas o curadas populares se originan en culturas mediterráneas. Desde el salame y el prosciutto de Italia hasta el chorizo ​​de España, y desde el saucisson sec de Francia hasta el sujuk de Turquía, la mayoría de las naciones europeas reclaman una carne curada y seca popular. Los productos cárnicos similares también son tradicionalmente populares en el norte de África en lugares como Egipto, Argelia y Marruecos, aunque son menos conocidos fuera de las comunidades locales.

“ALIMENTOS” MEDITERRÁNEOS ADICIONALES: CEBOLLA Y AJO

No importa lo que esté cocinando en el Mediterráneo, seguro que llevará ajo y cebolla. Estos dos modelos de sabor son casi tan importantes como el aceite de oliva en la comida mediterránea y es casi seguro que cualquier verdadera receta mediterránea llevará ajo y cebolla, ya sea triturados, crudos en una ensalada, salteados en una sartén con verduras o horneados dentro de un pescado. ¡En una nevera mediterránea nunca falta ajo o cebolla!

LA DIETA MEDITERRÁNEA: MÁS QUE SOLO COMIDA.

Si bien los alimentos mediterráneos como estos son obviamente una parte clave de la dieta mediterránea, hay otras características compartidas en la forma en que se producen, preparan y consumen los alimentos que comparten muchos de los países que bordean el mar Mediterráneo. Por ejemplo, en muchas comunidades mediterráneas, los métodos tradicionales de cultivo y cocción de alimentos siguen siendo una parte importante de la 'dieta mediterránea'.

Pero una parte integral de la cultura mediterránea es comer juntos - de hecho, 'comer juntos es la base de la identidad cultural... de las comunidades de toda la cuenca mediterránea'. 2 Así que, si está planeando cocinar una comida mediterránea, reunir a las personas y darles la bienvenida en su casa, es igual de importante que su comida sea auténtica como los ingredientes que elija.

MÁS ALIMENTOS MEDITERRÁNEOS (¡QUE PROBABLEMENTE NO CONOCIAS!)

Hay más alimentos dentro de la comida mediterránea de lo que piensas. Aquí tienes algunos ejemplos de comidas mediterráneas de las que quizás no hayas oído hablar.

ACEITUNAS:

Olive taggiasche, Italia

Oblica, Croacia

Lastovka, Croacia

Galega, Portugal

Solstansko maslinovo uljie, Croacia

Manzanilla, España

PASTA Y PAN

Aish baladi, Egipto

Kesra, Argelia

Msemen, Marruecos

Trahanas, Grecia

Bolo levedo, Portugal

Chilopites, Grecia

Trofie, Italia

Orecchiette, Italia

Broa de Avintes, Portugal

Pitaridia, Grecia

Bolo do caco, Portugal

Flomaria, Grecia

PLATOS CON PESCADO

Baccalà mantecato, Italia

Truite au bleu, Francia

Cacciucco, Italia

Merlu koskera, Francia

Paranza, Italia

Mojama, España

Arroz negro, España

Croquetas de bacalao, España

QUESOS:

Mish, Egipto

Beyaz peynir, Turquía

Stracciatella, Italia

Napoléon, Francia

Secret de Compostelle, Francia y España

Provolone, Italia

Anthotyro, Grecia

Fontina, Italia

Bleu de bocage, Francia

Ksinomizithra, Grecia

Mimolette, Francia

Valençay, Francia

CARNE:

Sujuk, Turquía

Mortadella, Italia

Lomo, España

Sobrasada, España

Coppa, Italia

Miješano meso, Croacia

Referencias
  1. Alimentación y Agricultura Sostenibles. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Consultado el 11 de marzo de 2021.
  2. (2020). Agricultura urbana. Fuente de alimento del futuro. GenerativeWays. Consultado el 11 de marzo de 2021.
  3. Brooklyn Grange Rooftop Farms. Brooklyn Grange. Consultado el 11 de marzo de 2021.
  4. Agricultura Urbana: Ciudades más sostenibles. Proyectos de divulgación del Instituto Agroalimentario de Aragón – IA2. Alimentando la Ciencia – Esciencia. Consultado el 11 de marzo de 2021.
  5. Innovate indoor farming applications for future urban farmers. Innofarming. Consultado el 11 de marzo de 2021. The European Commission ERASMUS+ PROGRAMME KA2 Strategic Partnerships for Vocational Education and Training 2019-1-FR01-KA202-062337
  6. Hacienda Guzmán (2019). Restaurantes con huerto propio: los productos más frescos en la mesa. Guía del Viajero. Consultado el 11 de marzo de 2021.
  7. Toharia (2020). París diseña el huerto urbano en azotea más grande de Europa. El País. Consultado el 11 de marzo de 2021.
  8. Los huertos escolares en España: educando para el cambio. Germinando. Consultado el 11 de marzo de 2021.
  9. Estrella Torres y Jiménez Bailón (2020). Los huertos escolares en España: educando para el cambio. Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM). Consultado el 11 de marzo de 2021.
  10. Mínguez (2020). Huertos urbanos: ciudades más verdes. Verde y Azul diario información. Consultado el 11 de marzo de 2021.
  11. (2020) El Proyecto europeo CityZen busca transformar la agricultura urbana en una actividad valiosa para las ciudades. Gabinete de comunicación de la Universidad de Valladolid. Consultado el 11 de marzo de 2021.
  12. Remacha y Ordaz (2019). Casi un tercio de la población española vivirá concentrada en Madrid y Barcelona dentro de 15 años. Eldiario.es. Consultado el 11 de marzo de 2021.
  13. Cid (2020). Cultivar trigo en estanterías: la revolución de la agricultura que está brotando en Barcelona. El Confidencial. Consultado el 11 de marzo de 2021.
  14. Agricultura vertical. Sostenibilidad real. Groots. Consultado el 11 de marzo de 2021.
  15. Asseng, Guarin, Raman, Monje, Kiss, Despommier, Meggers y Gauthier (2020). Wheat yield potential in controlled-environment vertical farmsProceding of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS).
Ver másVer meno

Subscríbete a nuestra newsletter para estar al tanto de las novedades (En inglés)

Síguenos